Páginas vistas en total

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Río Duero...Río Duero...a su paso por Soria

Río Duero, río      Duero,
nadie a acompañarte baja,
nadie se detiene a oír
tu eterna estrofa de agua.

            

Indiferente o cobarde
la ciudad vuelve la espalda.
No quiere ver en tu espejo             
su muralla desdentada.

Tú, viejo Duero, sonríes
entre tus barbas de plata,             
moliendo con tus romances
las cosechas mal logradas.


Y entre los santos de piedra             
y los álamos de magia
pasas llevando en tus ondas
palabras de amor, palabras.             

Quién pudiera como tú,
a la vez quieto y en marcha
cantar siempre el mismo verso             
pero con distinta agua.


Río Duero, río Duero,
nadie a estar contigo baja,             
ya nadie quiere atender
tu eterna estrofa olvidada

sino los enamorados             
que preguntan por sus almas
y siembran en tus espumas
palabras de amor, palabras.

(Gerardo Diego)

lunes, 19 de septiembre de 2011

...en una aldea de Costa de Marfil...

POEMA SOBRE AFRICA POR UN AFRICANO
Anoma Kanié

TODO LO QUE ME HAS DADO
Todo lo que me has proporcionado, África:
lagos, bosques, lagunas rodeadas de brumas;
todo lo tu que me has concedido:
músicas, danzas, veladas en torno al fuego;
todo lo que en mi piel has cincelado:
tintes de mis ancestros
indelebles en mi sangre;
todo lo que me has dado, África,
me hace caminar de esta manera
con un paso diferente a cualquier otro,
la cadera rota bajo el peso del tiempo,
los pies anchos por todas las marchas;
todo lo que me has dado en herencia
y hasta esta pereza atada a mis talones,
lo llevo con orgullo en mi frente
y mi salud ya no la perderé
y paseo, marcho, camino, voy
cantando mi raza por el mundo
ni mejor ni peor que cualquier otra.
Todo lo que me has dado, África:
sabanas que broncea tu sol cenital,
tus animales -que dicen perversos-,
tus minas, inexplicables riquezas,
obsesión de un mundo antagonista,
tu pena por haber perdido paraísos;
te protejo todo con mano implacable
hasta la luminosidad de los horizontes
para que continúe, por siempre intacta,
esa misión que te confirieron los cielos.


Anoma Kanié 

lunes, 12 de septiembre de 2011

...Te llevo mi mar...


     ... hacia donde la tierra
      huele y sabe a materia prometida,
      donde el viento choca con las rocas
      y el agua no tiene salitre
      ni peces, ni algas, ni cangrejos...

(Luis E. Prieto)